Proyectos / Aislación, Ventilación y Climatización

Proyectos / Aislación, Ventilación y Climatización

Calefacción a leña: chimeneas abiertas o de doble cámara.

Nada más insinuante y reconfortante que sentarse frente a una chimenea y mirar la danza del fuego, chispeante, brillante. Pocas sensaciones se comparan al calor y aroma que regala la leña ardiendo, mientras afuera llueve. Por algo los españoles llaman “hogar” a la chimenea, que sigue siendo su favorita. Aunque el uso de la chimenea está restringido en Santiago, acá le damos algunas opciones más ecológicas, para que pueda tomar su mejor decisión.

Todavía a las chimeneas abiertas se les perdona el pecado de contaminar. Sin embargo, su uso se restringe a medida que el smog avanza: en Santiago, donde su uso está prohibido, las municipalidades están facultadas para sancionar la violación a esta regla. A tono con los contaminados tiempos, las versiones “ecológicas” han ido ganando terreno y, desde hace algunos años se fabrican chimeneas de bajísimos índices de contaminación, llamadas de “doble cámara” por su sistema de doble combustión de partículas. Vea a continuación todos los consejos sobre el perfecto uso de la chimenea en su hogar.

Antes de Comenzar:

Las estufas de doble cámara tienen en su interior un sistema que permite que los gases resultantes de la quema no salgan directamente al exterior, sino que recirculen y se vuelvan a quemar. En palabras simples: las partículas de la primera combustión son “coladas” y limpiadas en una segunda cámara, conectada a la tubería que lleva el humo a la atmósfera. El secreto para su buen funcionamiento radica en una impecable instalación (doble ducto si es necesario), un uso correcto (usar leña adecuada y evitar incinerar residuos) y un adecuado mantenimiento (limpiar regularmente los ductos).
1
Por qué preferir una chimenea catalítica.





  • Además de contribuir a la protección del medio ambiente, las razones más importantes para preferir los aparatos de doble cámara son varias. Por ejemplo, con las chimeneas convencionales, el calor se produce por la radiación de las llamas o brasas, pero se pierde el que escapa por el conducto de salida de humo.
  • Las de doble cámara son seguras y calientan 6 a 7 veces más que los modelos abiertos, sin pérdidas. Gastan menos leña, ya que calientan por varias horas con una sola carga llena.
  • Dependiendo de su tamaño, son capaces de calefaccionar de 50 a 180 m2, con un poder calórico que va desde los 5.000 Kcal/hr hasta los 12.000 Kcal/hr.
  • Las chimeneas abiertas devuelven directamente al ambiente los resultados de la combustión de leña (anhídrido carbónico CO2) y emiten 38 a 120 gramos de partículas por hora. Las de doble cámara producen apenas 2 a 9 gramos de partículas por hora. Es decir, contaminan 14 a 20 veces menos.





  • En Santiago —y próximamente en otras grandes ciudades chilenas— las chimeneas de doble cámara tienen prohibición de funcionamiento únicamente en los días de emergencia y pre-emergencia ambiental.
  • Las abiertas no se pueden encender nunca.

    Los modelos de estufas catalíticas se adaptan a cualquier estilo decorativo:

    Tipo salamandra:
    de fierro fundido, en distintas formas, preferentemente para ambientes campestres.

    Tipo estufa:
    por lo general, con un vidrio templado y transparente (vitrocerámicos) en la parte frontal, ampliamente combinables.

    Tipo chimenea cerrada (‘insert’):
    ideal para empotrar en muros de living o amplias salas de estar. Su gran vidrio frontal permite ver el fuego arder.
2
Desventajas de la chimenea de doble combustión



  • A cambio de las importantes ventajas, instalar una chimenea catalítica puede resultar más caro: básicamente, las chimeneas abiertas son sólo un hueco en un muro conectado a una cañería de salida; en cambio, las estufas de doble cámara consideran el aparato, sus tubos y materiales de aislación térmica, además del valor de la instalación, que debe ser hecha por un especialista.
  • En todo caso, este costo baja si se opta por empotrar un modelo de doble cámara en el nicho de la antigua chimenea abierta, ya que muchos modelos se venden preparados para su conexión directa al tubo
3
¿Qué calienta más: una salamandra catalítica o una chimenea empotrada?



  • Las salamandras y estufas catalíticas calientan por radiación del cuerpo y del tubo, aunque el calor puede verse interrumpido por paredes y obstáculos.
  • Las chimeneas empotradas tienen mayor poder calórico, pues cuentan con dispositivos de circulación interna de aire que mejoran su rendimiento (toman el aire frío del ambiente y lo devuelven caliente, con un ventilador).

 

  • En las chimeneas abiertas, la contaminación puede eliminarse incorporándoles leños cerámicos fijos, que imitan el fuego encendido, pero su encanto y poder calorífico será menor. Se instalan dentro de la chimenea mediante una conexión especial de gas natural o licuado.
4
Dónde instalar una chimenea



  • Sean tradicionales o de doble cámara, las chimeneas deben estar ubicadas de preferencia en el primer piso: la caja de escala funciona como un tiraje permitiendo que el calor suba y se distribuya.
  • Las salamandras calientan eficientemente espacios más reducidos, como salas de estar y dormitorios (eso sí, por seguridad no las ponga en piezas de niños, que podrían quemarse al tocar sus paredes).




  • Las chimeneas tradicionales y las “insert” son ideales para el living y, según su tamaño y el de la superficie a calentar, una sola puede bastar para toda la casa.
  • Por el gran calor que emiten y los riesgos de chispas, deben instalarse contra muros incombustibles, como una pared de ladrillo o de hormigón.




  • Asimismo, el piso no debe ser inflamable. No las ubique sobre alfombras ni pisos plásticos.
  • Las piezas ubicadas fuera del radio de circulación natural del aire caliente necesitarán un calefactor individual.
5
Por qué revestirlas con ladrillos refractarios


  • Este tipo de ladrillo es fabricado con sílice, material de gran resistencia al calor: soporta hasta 1.400 º C de temperatura.
  • Como su nombre lo dice, estos ladrillos irradian calor, lo que incrementa el poder de calefacción.
  • Hoy la mayoría de las chimeneas abiertas, e incluso algunas salamandras, son revestidas con este material.
6
Qué leña usar



  • Mientras mejor sea la leña, mayor poder calórico obtendrá de su calefactor.
  • La mejor es la de eucalipto y frutales, en palos de 35 cms. de largo, completamente secos.
  • Los “tocones” –trozos de la base del tronco- duran y calientan más.
  • Recordar que la cantidad de calor es también proporcional a la cantidad de leña: mientras más llena la chimenea, mayor calor.




  • Evitar las leñas de monte, como espino, arrayán, boldo, entre otros: su tala indiscriminada daña la ecología.
  • Hay que revisar, rechazar y deshacerse de los palos con perforaciones y rastros de aserrín: pueden portar termitas.
  • La leña húmeda es ineficiente para las chimeneas y para su presupuesto: cuesta encender y calienta poco. Reconocer la leña seca por sus grietas y pequeñas estrías, por ser más liviana y carecer de olor a savia o resinas. Doble una astilla de la leña: si se quiebra, está seca; si se flexiona, está húmeda.
7
Cuánta leña comprar



  • En promedio, una chimenea catalítica consume 1 kilo de madera por hora de uso.
  • Lo recomendable es adquirirla por unidad de volumen y no por peso. Como la leña mojada es más pesada que la seca, si compra por kilógramos, parte de su dinero podría estar pagando agua.
  • Se puede comprar por metro cúbico, es decir, el espacio que ocuparía un cubo de leña de 1 m. de ancho x 1 m. de alto x 1 m. de largo.
8
Cómo conseguir un encendido y un calor perfecto


Las técnicas de encendido del fuego, el tipo de leña y la limpieza y mantención de las estufas contribuyen a maximizar el calor.




  • Al encender por primera vez su calefactor, es normal que la pintura humee y emane olor a resina por algunas horas: debe preocuparse de ventilar.
  • A comienzos del invierno, chequear que el tubo de su chimenea esté limpio y despejado, para permitir una correcta ventilación.
  • Para su seguridad, frente a cualquier problema de funcionamiento, realizar la mantención con el fabricante o representante de su chimenea.




  • El tiraje de la chimenea es fundamental, ya que permite regular la entrada de oxígeno. Si no está en la posición adecuada, que se controla con una manilla ubicada al interior del nicho o al costado del cañón, el humo entrará a la habitación. Al momento de encender, debe estar abierto para producir corriente de aire y estimular el encendido.






  • Para prender, jamás utilizar parafina, alcohol, cera, u otro inflamable. Es peligroso para usted y dañino para su chimenea.

 

  • Aunque prácticas, las briquetas son algo más tóxicas que las astillas, ramillas, cortezas secas y papel.



Siguiendo los consejos de los scouts:




  • Afirmar un palo con bolas de papel (no use cartón plastificado, ni hojas de revista; prefiera el papel de diario)
  • Rodear con ramas y palos, formando un cono con la punta hacia arriba.
  • Esparcir algunas astillas, ramillas o cortezas.
  • Introducir el fósforo lo más cerca de la base del palo central y encender el papel.




  • Una vez que el fuego se vea firme, cerrar el tiraje.
  • Al recargar, agitar previamente las brazas con el atizador. Para evitar gastos innecesarios de leña y pérdida de calor, no abrir la puerta de su calefactor de doble cámara cuando el fuego esté vigoroso.
9
Qué elementos conviene tener siempre a mano



  • No usar la estufa como incinerador: no se deben quemar restos dentro de ella.




  • Al limpiar su chimenea en su rutina diaria, no retirar todas las cenizas de leña, ya que forman una buena base para el fuego.
  • Las cenizas de carbón, en cambio, deben limpiarse totalmente, por lo menos una vez a la semana.
  • Lo más cómodo es que sus herramientas cuelguen de un trípode. Existen sets de diferentes estilos: escoger el que más combine con el suyo.




  • Para estimular el fuego necesitará un atizador.
  • Para acomodar los leños y permitir una mejor combustión: un par de tenazas.
  • Para recoger las cenizas, una pala y una escobilla.



  • Complementar con un recipiente metálico para vaciar las cenizas y esperar que se enfríen. Por ningún motivo usar recipientes plásticos ni cajas de cartón.



  • Nunca dejar un recipiente metálico con cenizas calientes encima de una alfombra u otro material combustible: lo quemaría.



  • Un par de guantes gruesos le servirá para manipular las herramientas y trasladar troncos sin astillar sus dedos; los guantes de seguridad usados en la construcción son muy adecuados.
  • Un porta-fósforos, también de fierro, para tener a mano cada vez que encienda la chimenea.
  • Algunas estufas incluyen una manilla metálica para abrir y cerrar su puerta, que además sirve para regular el comando del tiro. Esta manilla debe colgarse en un lugar especialmente habilitado, sin que quede adosada a la estufa.



  • Para limpiar las herramientas, tomar la precaución de hacerlo lejos del fuego, pues la mayoría de los líquidos recomendables son altamente inflamables: un paño humedecido en parafina, evitará que se oxiden.
  • Para los mangos metálicos puede usar limpiador de metales y lustrar bien los residuos.

Proyectos Relacionados


  • Nuevo comentario
|  07/08/2014 carolina  - preocupada
07/08/2014Buenas tardes! Hace dos dias que tengo una estufa de doble camara, y tengo el problema de que no se usarla debido.a que se ve que calienta . Tengo que dejar el.tiraje abierto.p cerrado.una vez que prende? Pq.si lo.cierro se me.llena de humo.la casa muchas gracias
|  11/08/2014 manager  - RE: preocupada
11/08/2014

Estimada Carolina, gracias por escrirbirnos. Le recomendamos leer el manul de usuario de su estufa para ver si tiene alguna recomendación de uso especial. En general, hay que dejar el tiraje abierto hasta que el fuego se vea firme y bien encendido, una vez que esto sucede, el tiraje debe cerrarse. Saludos cordiales. 

|  05/08/2014 Ricardo Olivos  - Daños y Mantecion Estufas Doble Camara
05/08/2014Para todos los dueños y usuarios de Estufas de Doble Camara, efectivamente las mantenciones periódicas y el uso de leña con baja humedad, permiten dos cosas: 1.- Mejor combustión, con buen "calor" y 2.- Disminuir el daño por oxidación por calor, lo cual destruye aceleradamente la doble cámara (perforación y degradación del metal), por lo cual después de unos tres años y mas, hay que cambiar. A Catherine le puede pasar esto, por lo cual hay que sacar la doble cámara y cambiar y ademas debe estar obturado la salida al exterior por acumulación de ceniza sobre la doble camara.
|  11/08/2014 manager  - RE: Daños y Mantecion Estufas Doble Camara
11/08/2014

Estimado Ricardo, gracias por sus consejos y la orientación para el uso de este tipo de estufas. Es bueno tener estos tips a mano para el buen funcionamiento de las estufas de doble camara y no caer en errores típicos que terminan por deteriorarlas. Saludos.

|  23/07/2014 Jorge  - Mantención Bosca
23/07/2014Hola, compré una Bosca 360 y me gustaría saber sobre la limpieza de las cenizas, se supone que estas estufas pueden mantenerse encendidas durante la noche, pero al día siguiente acumula demasiadas brasas haciendo difícil cargar (pasadas unas horas)con mas leña: ¿Cada cuánto tiempo es bueno sacar las cenizas y como hacerlo si se mantiene día y noche encendida? ¿Cuanta ceniza dejar en la caja de fuego para proteger la base? Con respecto a la leña usamos aromo: ¿Como y cuánto cargar la estufa para que caliente de manera eficiente sin correr ningún riesgo? Y por último ¿Cuánto tiempo duran estas cargas aproximadamente?

!joomlacomment 4.0 Copyright (C) 2009 Compojoom.com . All rights reserved."

PRODUCTOS NOVEDOSOS
Cierre perimetrales cuidados y reparaciones
En este número:
Cierre perimetrales cuidados y reparaciones

> Ediciones anteriores
NOVIEMBRE
Filete, el buen dise�o