Proyectos / Aislación, Ventilación y Climatización

Proyectos / Aislación, Ventilación y Climatización

¿Cómo cerrar terraza y lograr efecto invernadero?

Las superficies vidriadas son excelentes captadoras de la luz y energía del sol. Para comprobarlo, basta pensar en un invernadero y cómo en su interior se genera todo un micro clima acondicionado especialmente para el cultivo. Al cerrar un balcón o terraza utilizando ventanales, se puede construir un nuevo espacio para la vivienda, capaz de captar calor durante el día y disminuir la pérdida de éste durante la noche. Será algo así como un invernadero adosado a la casa o departamento. Un espacio ideal para disfrutar el paisaje, contemplar las luces de la ciudad o ver caer la lluvia cada invierno, y que puede traer además muchas ventajas térmicas.

La construcción de un “invernadero adosado” a la casa o al departamento es una solución muy utilizada en países europeos, pues aprovecha la energía del sol para mejorar el confort térmico al interior de la vivienda. Como no necesita de sistemas artificiales de calefacción, se le llama “sistema solar pasivo” y funciona por principios físicos básicos como la conducción, radiación y convección del calor proveniente del sol.

 


Terrazas, balcones y galerías vidriadas que cumplen esta misma función, pueden observarse también en construcciones clásicas en el sur y otras zonas ventosas de nuestro país. Fundamental para maximizar el ahorro de energía en una casa inteligente, es observar y aprender de la construcción tradicional de cada zona climática del país.

 

Antes de Comenzar, tenga presente:

  • Los cristales para terrazas se instalan normalmente en uno o dos días y sin muchas molestias. Usted puede seguir con la vida cotidiana mientras tanto.
  • Se define la forma en que limpiará los vidrios una vez instalado el cierre.
  • Al cerrar sus terrazas estará aumentando la superficie construida, lo cual será una ganancia en términos de valorizar su vivienda, pero deberá regularizar esta situación en la Dirección de Obras de su Municipalidad.
  • En algunos edificios, los cerramientos de terrazas pueden afectar la seguridad en caso de incendio. Si quiere asegurase, antes de cerrar se debe solicitar un informe a Bomberos.
  • Se debe asegurar también que sea un trabajo que pueda ser aprobado por la Administración del lugar.
1
Cuánto sol captar


Es fundamental considerar la orientación del balcón o terraza para decidir si cerrarla o no y cómo hacerlo. También lo es tomar en cuenta las condiciones climáticas del lugar y definir la hora y época del año en que se la quiere usar.



  • Si se trata de una construcción ubicada en una zona fría, lluviosa y ventosa de nuestro país, ideal es que la terraza mire al norte.

  • Sin embargo, si hablamos de cerrar una terraza que mira al norte o al poniente,
    en una zona templada, más bien calurosa, se deberá evitar cerrarla completamente
    con vidrio o policarbonato, ya que en el verano acumulará mucho más calor del
    que usted estará dispuesto a tolerar.

  • Obviamente, mientras más horas de exposición al sol tenga, mayor será la
    cantidad de calor que acumulará. Si la va a usar sólo en verano, será más
    fresco recurrir a persianas para exterior del tipo Hanga Roa, pero hay que
    considerar que cortan las vistas.

  • Por otro lado, las persianas en una terraza permiten cerrarla durante la noche protegiendo los espacios del frío en el invierno. En verano, en cambio, permiten generar sombras durante el día, que ayudan a refrescar el interior.

2
Cuánto ventilar

 


  • El aire al interior de la terraza deberá poder circular libremente, especialmente en tiempo de verano.
  • Si el cerramiento no se ejecuta de forma correcta, puede traer problemas de acumulación excesiva de calor. Este tema es de gran relevancia en zonas templadas y cálidas, especialmente en terrazas o balcones orientados al norte y al poniente.
  • Se evita utilizar ventanas o paños vidriados fijos, es decir que no puedan abrirse.
  • Se debe asegurar al menos de generar “entradas–salidas” de aire en los extremos opuestos, posibilitando así la existencia de una “ventilación cruzada”.

 

Beneficios de una terraza cerrada
  • En invierno, se podrá aprovechar la energía pasiva del sol y se lograrán espacios más templados que requieran menos calefacción.
  • Se estará optimizando el uso de la terraza en los meses fríos.
  • Se transformará en una extensión de su casa hacia el exterior.
  • Se podrá dar vida a un espacio acristalado de gran belleza arquitectónica.
  • Se podrá incorporar en su interior el verde de la naturaleza. Muchas de sus plantas se lo agradecerán.
  • Su terraza quedará mucho más protegida de la lluvia, el polvo y el viento.
  • Los ruidos molestos del exterior se atenuarán, tanto en la terraza como en la habitación que da a la terraza.






Proyectos Relacionados


  • Nuevo comentario

!joomlacomment 4.0 Copyright (C) 2009 Compojoom.com . All rights reserved."

PRODUCTOS NOVEDOSOS
Tiempo para disfrutar el hogar
En este número:
Tiempo para disfrutar el hogar

> Ediciones anteriores
JULIO
Filete, el buen dise�o