¿Cómo hacer maceteros con bloques de hormigón?

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 2 HORAS PUBLICACIÓN: 02 SEPTIEMBRE 2011
  • 76596
Un jardín o terraza se puede arreglar fácilmente si sólo renovamos los maceteros, porque son un elemento importante en la decoración del espacio. Por ejemplo, se pueden usar maceteros plásticos pintados, de madera o, como lo haremos en este proyecto, con bloques de cemento.

Video del proyecto

Herramientas y materiales

Paso a Paso

Antes de comenzar

 

Los bloques de hormigón, que comúnmente se usan en la construcción de muros, pueden ser un gran aporte para nuestro jardín, si los usamos como maceteros decorativos, que agrupen plantas pequeñas y flores de temporada.

 

Recomendaciones de compra

1

Medir la base

 

  • Poner el bloque con la base hacia arriba y medir su interior.
2

Cortar los fondos

 

  • Traspasar esa medida a una tabla de 6x1”.
  • Cortar el trozo con serrucho para tener el fondo de los bloques.
3

 

  • Rebajar las puntas de los fondos con una escofina, para que puedan entrar por los bloques.

 

Escofina:

Esta herramienta manual sirve para perfilar madera, rebajar cantos o puntas, de una manera manual. Hay algunas con cañas rectas y otras redondeadas según la terminación que se le quiera dar.

4

Hacer las perforaciones

 

  • Con el taladro y la broca de 10 mm hacer varias perforaciones en cada fondo para asegurar un buen escurrimiento del agua.

 

Protector asfáltico

Es un imprimante asfáltico que protege superficies que van a estar en contacto con la humedad. Cuando se usa en suelos, muros o estanques hay que usar Primer Tep que sella la superficie, y después el impermeabilizante Denso que da completa protección. Ideal para usar en todo tipo de superficies porosas como losas de hormigón, muros, techos, fundaciones, madera, baños, cocinas y logias.

5

Proteger la madera

 

  • Con una brocha pintar cada fondo con un protector asfáltico. Repasar muy bien los cantos y el interior de los agujeros.
  • Dejar secar los fondos.
6

Poner el fondo

 

  • Una vez que los fondos estén secos ponerlos en la base de los bloques. Meterlos desde arriba de los bloques.
7

Drenaje y retención de humedad

 

  • Hay varias alternativas para asegurar un buen drenaje en los maceteros, una de ellas es la gravilla, pero es un material muy pesado y que quita bastante espacio, si se considera que los bloques son pequeños. Por eso como opción se puede poner bolsas de té, que asegurarán un buen drenaje y además ayudarán a retener la humedad.
  • Ponerlas sin etiqueta, una al lado de la otra.
8

Mezcla de sustrato

 

  • En una fuente mezclar tierra de hoja y vermiculita. La cantidad adecuada es 3 partes de tierra y 1 de vermiculita. Revolver con una pala.

 

Vermiculita:

Es un elemento que se le puede agregar a los sustratos para almácigos o mezcla con tierra de hoja, que aporta porosidad, aireación al suelo y mejora la retención del agua. Muy adecuado cuando se quiera un sustrato liviano o se tiene poco espacio.

9

Plantación

 

  • Poner una primera capa de tierra, calculando lo suficiente para que la planta quede con buena altura. Agregar encima de esa capa una cucharadita de Superfosfato Triple.
  • Sacar la planta de su envase provisorio, cuidando de no romper el pan de raíces, ya que son ellas las que permiten que la planta sobreviva al trasplante.
  • Apisonar la tierra y rellenar hasta que no quede espacio.

 

Superfosfato Triple:

Es un fertilizante rico en fósforo, mineral que ayuda en la plantación, a fortalecer las raíces, y permite que la planta enraíce. Hay que aplicarlo en contacto con la raíces, no encima de la tierra.

10

Riego

 

  • Regar las plantas inmediatamente, ya que lo necesitan para que enraícen bien en su nuevo sustrato.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)