¿Cómo subir o bajar una boquilla de riego?

  • DIFICULTAD: TIEMPO EJECUCIÓN: 0 HORAS PUBLICACIÓN: 15 OCTUBRE 2010
  • 29723

Cada cierto tiempo y, sobre todo antes del verano, hay que hacer una revisión del riego, reparar la tubería rota y adaptar las boquillas según el crecimiento o desarrollo de las plantas. Si no se hace esta mantención, las plantas comenzarán a sufrir por la falta de riego, ya que no estaría actuando de modo eficiente.

Haz tu pregunta aquí

En jardinería se usa la tubería de PVC verde para todos los riegos que sobresalen de la tierra, con este color lo que se quiere es disimular el regador y mimetizarlos con el resto del follaje. También existen terminales  y coplas de este color. Pero si no tuviéramos de este tipo, una alternativa es pintarlos con un esmalte sintético verde para lograr unificar los tonos.

Paso a Paso

Antes de comenzar

 

Copla para jardín de 20 mms.

 

Terminal HE de 20 mms.

 

Antes de Comenzar

Hacer funcionar el riego y ver en detalle el funcionamiento de cada boquilla. Tomar nota de los desperfectos y de las modificaciones que hay que realizar a los riegos.
Para arreglar tubería rota o dañada se puede ver la ficha ¿Cómo reparar riego automático?

A. Subir riego

Pasos a seguir

1

Sacar boquilla antigüa

 

  • Si fuera necesario cavar un poco alrededor de la tubería y desenroscar la boquilla del terminal.
2

Poner copla nueva

 

  • A una copla HI lijar el extremo que no tiene hilo.

 

  • Enroscar la copla con el terminal de la tubería, haciendo coincidir ambos hilos.
3

Tubería nueva

 

  • Medir el largo del tubo PVC verde que necesitamos, calculando que el riego pueda pasar sobre el follaje para llegar de forma pareja y homogénea a todo el macizo.

 

  • Cortar con una sierra manual, lijar su borde y pegarlo con adhesivo para PVC a la copla.
4

Terminal y boquilla

 

  • Lijar el extremo del tubo verde que ya esta puesto y el interior de un terminal HE.

 

  • Echar en ambas superficies un poco de adhesivo para PVC y pegar el terminal al tubo.

 

 

  • Enroscar la misma boquilla antigua, no es necesario cambiarla por una nueva a menos que se quiera modificar su ángulo de aspersión.

 

Recomendaciones


Para que las boquillas no filtren agua, es muy importante que queden enroscadas hasta su tope, para lograr esto es bueno ayudarse de una herramienta, como el caimán o pico loro.

 

Boquillas:

Las boquillas son las que asperjan el agua, se diferencian según el ángulo en que riegan y los metros que alcanzan. Puede ser en 90º que riega en un ángulo recto, ideal para esquinas o riegos más localizados. Una boquilla con ángulo de 180º asperjará el agua en forma abierta, como un semi círculo, ideal para los bordes de los macizos y para poner en el borde del pasto y la terraza. También puede ser una boquilla en 360º esto quiere decir que regará en forma de abanico o círculo, para todos lados, es la indicada para el pasto o para el centro de macizos muy grandes.

B. Bajar riego

El caso de bajar un riego se hace cuando la planta ha crecido tanto que deja un espacio entre el follaje y la tierra, por eso en vez de subir el riego es más eficiente bajarlo para poder llegar con el riego a la altura de las raíces.

Pasos a seguir

1

Cortar tubería antigua

 

  • Con la sierra manual cortar el tubo de PVC un poco más abajo de lo que necesitamos el riego.
2

Lijar

 

  • Secar la tubería del agua que puede salir cuando se corta el tubo.
  • Lijar el extremo de tubería antigua que queda en el riego.
3

Pegar

 

  • Pegar con adhesivo para PVC el tubo verde con nuevo terminal HI.
  • Enroscar en ese terminal la misma boquilla, no es necesario cambiarla por una nueva a menos que se quiera modificar su ángulo de aspersión.

 

Boquilla Franja:

Cuando se tiene una jardinera o macizo angosto y largo, las boquillas tradicionales resultan muy ineficientes, porque abarcan un gran espacio a lo ancho. En este caso vale la pena cambiar la boquilla por una de Franja que asperja el agua sólo hacia los lados y muy poco para el frente.

 

Boquilla Paragua:

Las boquillas asperjan el agua en forma horizontal, pero a veces se necesita un riego vertical. Por ejemplo, cuando se quiere abarcar una zona pequeña y direccionada para no mojar flores o alguna planta específica. En este caso se puede reemplazar la boquilla existente por una de Paragua, que lanza el riego sólo hacia abajo, evitando que se mojen especies cercanas.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)