¿Cómo hacer un herbario?

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 10 HORAS PUBLICACIÓN: 24 JUNIO 2012
  • 15557

Para aprender de la naturaleza nada mejor que hacer un herbario, una colección de plantas o partes de ella, con hojas que podemos recolectar de árboles u otras especies que nos gusten. Un herbario es una colección de plantas o partes de plantas, secadas, conservadas, e identificadas.

Video del proyecto

Haz tu pregunta aquí

Herramientas y materiales

Un herbario debe tener plantas o partes de ellas, generalmente hojas, que estén secas, bien conservadas, identificadas con sus nombres, y con información que entregue los datos de la especie, el lugar y fecha de la recolección, además del hábitat donde se encontraba la planta.

Paso a Paso

1

Recolectar

 

  • Recolectar las hojas que quieres tener en un herbario. Las puedes recoger del suelo o cortar las hojas con una tijera de podar, procurando hacerlo sobre un nudo del tallo para no dañar a la planta o árbol.

 

2

Hacer las fichas

 

  • Una vez que se hayan recolectado las hojas hay que hacer una ficha de cada una en un cuaderno.
  • En el cuaderno escribir los datos de la hoja como nombre de la especie, origen, altura, fecha de recolección, color, etc.
3

Cortar las tablas

  • Para el secador de las hojas recolectadas hay que cortar con el serrucho 2 trozos de 30 cm del pino cepillado de 1x4”.
4

Secar las hojas

  • Encima de una de las tablas poner un trozo de papel de diario, un trozo de papel absorbente, la hoja que se quiere secar junto con su ficha; poner encima otro papel absorbente, otro diario, y seguimos con el siguiente papel absorbente y nueva hoja con su ficha, hasta tener todas las hojas de la colección.

 

 

  • Poner encima de toda estas capas la segunda tabla de pino 1x4” y amarrar todo con 2 cinturones bien apretados.
  • Dejar por lo menos 1 semana en verano, e ir evaluando el estado de secado de las hojas. No hay un tiempo mínimo ni máximo, dependerá de la humedad ambiente y el calor.
5

Armar el herbario

  • Cortar trozos de cartulina española, del tamaño de una hoja tipo carta.
  • Pegar, con trozos muy delgados de cinta para enmascarar, la hoja seca y la ficha con su información.

 

  • Clasificarlas alfabéticamente en la carpeta archivador.
  • Otra alternativa es hacer cuadros, enmarcando el trozo de cartulina española con la hoja seca y su ficha.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)