¿Cómo empapelar, poner cornisas y guardapolvos?

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 10 HORAS PUBLICACIÓN: 18 JULIO 2009
  • 1642

Para darle un aire distinto a algún muro, que adquiera personalidad y se destaque podemos instalar papel mural. Hay diferentes texturas y diseños que le pueden dar un protagonismo particular a ese rincón un poco olvidado, ya sea en el living o en el dormitorio.

Video del proyecto

Proyectos relacionados

Herramientas y materiales

Paso a Paso

Antes de comenzar

Para poner papel mural, es necesario preparar la superficie. Si es un muro de ladrillos a la vista, es necesario alisar el muro, para ello se pude aplicar yeso y pasta muro, tal como lo hicimos en el proyecto ¿Cómo enyesar un muro de ladrillos? Si es un muro que ya está estucado y pintado, es recomendable pasar una lija fina en toda la superficie para eliminar el brillo de la pintura y suciedad. Si es un muro que ya tiene papel mural pero está viejo y feo, hay que sacarlo, para ello humedecemos el muro pasando una brocha impregnada con una solución de vinagre y agua tibia, luego ayudarse con una espátula para sacar el papel viejo.

1

Prepara el muro

 

  • Retira todo lo que pueda estorbar a la instalación, ya sea repisas, soporte de cuadros, guardapolvos, cornisas, enchufes e interruptores.
  • Con pasta muro, corrige todas las imperfecciones que puedan haber en el muro, como los orificios de los soportes de repisa o de clavos de cuadros.
  • Una vez seco, lija para emparejar.

 

Recomendaciones

Recuerda usar mascarilla de seguridad y antiparras cuando lijes la pasta, así evitas que el polvillo entre a tus vías respiratorias y a tus ojos.

2

Haz guías en el muro

  • Mide el ancho del papel mural, a esa medida réstale 2 cm y en base a ella, desde una esquina o un marco haz una marca. Por ejemplo, en este proyecto, el papel mide 52 cm de ancho, nosotros hicimos una marca cada 50 cm, los 2 cm que restamos sirven para corregir imperfecciones.
  • En la marca inicial, colgamos un plomo con la ayuda de un clavo. Una vez que el plomo está quieto, hacemos una marca detrás de la línea, así aseguramos que la marca de arriba y la de abajo queden verticalmente rectas.
  • Con la ayuda de una tabla larga, y los puntos marcados anteriormente trazamos una línea vertical.
3

Corta el papel

 

  • Mide el alto del muro y agrégale dos centímetros, esa será la medida de los paños de papel mural.

 

  • Medimos el papel y cortamos todos los trozos que necesitemos.
4

Adhesivo

 

  • Prepara el adhesivo siguiendo las indicaciones que el fabricante especifica en el envase
5

Encola el papel

  • Pon el papel boca abajo y con la ayuda de un rodillo o una brocha aplica el adhesivo.
  • Para que se impregne mejor, toma uno de los extremos y pliégalo hasta la mitad.
  • Haz lo mismo con el otro extremo.
  • Finalmente doblar todo por la mitad y dejar a un lado para reposar.
  • Repetir el procedimiento con cada trozo 
6

Pega al muro

  • Toma el primer trozo, deshaz el primer doblez y luego uno de los extremos.
  • Lleva al muro, apoya arriba y comienza a pegar siguiendo la línea vertical que marcamos al inicio.
  • Pega de a poco pasando la palma de las manos sobre el papel para sacar el aire y las arrugas, puedes ayudarte con un paño suave también.

 

Recomendaciones

Es probable que queden burbujas notorias entre el papel y el muro, para eliminarlas puedes usar una escobilla suave para ir “peinando” la burbuja hacia un extremo y dejar salir el aire. Si no es posible sacar o es muy pequeña, se puede pinchar con una aguja y aplanamos con un dedo para retirar el aire

7

Uniones

  • Al poner el segundo trozo de papel, debemos fijarnos que queden las uniones al ras.
  • Si es necesario, despegar un poco la unión y aplicar más adhesivo con un pincel.
  • Para que quede bien unido y aplastado, se aconseja pasar un rodillo esponja sobre las uniones.
8

Corta el exceso

  • El exceso de los bordes del cielo y/o el suelo se corta con un cuchillo cartonero bien afilado para evitar romper o rasgar el papel.
9

Instala guardapolvos y cornisas

  • Con ayuda de una pistola calafatera, aplica el adhesivo de contacto en el guardapolvo y/o la cornisa, un cordón grueso en zigzag.
  • Presiona contra el muro.
  • Limpia el exceso de adhesivo con un paño limpio y húmedo.
  • Recuerda que los guardapolvos y cornisas deben ser pintados antes de su instalación.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)