¿Cómo hacer la ampliación de una cocina? (Parte 2)

  • DIFICULTAD: ALTO TIEMPO EJECUCIÓN: 10+ HORAS PUBLICACIÓN: 08 SEPTIEMBRE 2017
  • 2501

Seguimos con esta faena que busca aprovechar una antigua pieza de servicio integrándola al espacio de la cocina. Después de hacer la obra gruesa, que consistió en eliminar una pared de tabiquería y construir otra para crear una pequeña bodega, ahora nos toca enfocarnos en cómo organizar el espacio para hacerlo integral, cómodo y funcional.

Video del proyecto

Con un sistema de organización mural que tiene pilares y soportes tipo escuadra aprovecharemos la pared para armar repisas y un comedor de diario. También es momento de hacer otras pequeñas modificaciones que pueden cambiar la apariencia de la cocina, como reemplazar las cerámicas en mal estado por malla mosaico de color y reacomodar el refrigerador a un lugar donde no incomode el tránsito. 

Paso a Paso

1

Cambia los cerámicos

  • Si tienes cerámicos sueltos o rotos puedes reemplazarlos, no es necesario sacarlos todos  ya que con un cincel y un mazo puedes ir picando las que estén en malas condiciones.
  • En su reemplazo pega malla de mosaico de algún color que aporte a la estética de la cocina. La malla la puedes cortar con tijera para ir adecuándola a los espacios que necesitas.

 

  • Aplica adhesivo cerámico en el muro y esparce con una llana dentada, apoya la malla en el muro y presiona levemente. Puedes usar un trozo de madera del tamaño de la malla para presionar de manera uniforme y así no queden dispareja.
  • Deja secar 12 horas antes de aplicar el fragüe.

 

 

 

Elimina el exceso de fragüe y adhesivo

Es muy importante retirar el exceso de estos materiales de la cerámica mientras se encuentran frescos, ya que una vez seco será casi imposible de sacar. Retira con un paño o esponja húmeda, ten presente que para remover el fragüe debes limpiar repetidamente hasta quitar todo el exceso de la superficie de la palmeta.

2

Fija los pilares ranurados

  • Para la instalación de repisas, usamos pilares ranurados que son de fácil instalación. Para eso será necesario trazar en el muro las distancias y posiciones de cada pilar. 
  • Instala el primero a 15 cm de distancia del muro. El segundo a 80 cm del primero. El siguiente a 50 cm del segundo y el cuarto a 80 cm de distancia. Los centrales quedan más juntos porque serán además parte del soporte de la mesa.

  

  • Para que queden fijos a la tabiquería usa tarugos autoperforantes y atorníllalos con roscalata. Si el muro fuera de concreto, hay que fijarlos con tarugos de nylon y los mismos tornillos.

 

 

Sistema de organización

Cuando no se cuenta con mucho espacio para guardar, es bueno considerar el uso de repisas en los muros, ya que son una alternativa a los clásicos muebles de cocina. En este caso el sistema elegido son pilares ranurados que traen varias opciones para mover los soportes graduados según la ubicación y distancia que queramos poner las repisas.

3

Haz las repisas y la mesa

  • Con la sierra circular corta 3 trozos de 25x240 cm del terciado de 18 mm.

 

  • Para la mesa necesitas 2 cortes de 80x150 cm. Cómo será de doble espesor tienes que pegar estos 2 trozos con cola fría y dejar prensado 4 horas. Para mayor sujeción fija algunos tornillos de 1 5/8” por la cara que quedará puesta hacia abajo.

4

Lija

  • Pule los cantos de las repisas y la mesa para mejorar las terminaciones de los cantos. También lija las superficies para eliminar las astillas.

5

Pinta y protege las maderas

  • Prepara una aguada de blanco, con un galón de látex y 1 lt de agua. Puedes agregar más agua si quieres que la aguada te quede más traslúcida y se vea más la veta de la madera.
  • Aplica esta mezcla con brocha y una vez seca, esparce sobre la superficie un barniz al agua para protegerlas. 

6

Instala las repisas

  • Para las repisas usa un soporte graduado de 22 cm, solo debes encajar las pestañas posteriores en las ranuras de los pilares a la altura que quieras la repisa.
  • Monta la repisa encima de los soportes y atornilla por debajo para que la madera no se mueva.

7

Instala la mesa

  • Fija en la cubierta de la mesa 2 patas, ambas en uno de sus costados. Estas patas van a 10 cm a eje de las esquinas.
  • Para la mesa usa un soporte graduado de 37 cm. La altura de la mesa debe estar entre los 75 y los 80 cm, solo debes encajar las pestañas posteriores en las ranuras de los pilares a la altura que quieras la mesa.

 

 

  • Monta la cubierta en los soportes, haciéndola calzar en su lado que no tiene patas, y fíjala por debajo a los soportes. Las patas son graduables, así que si hay alguna diferencia en la altura puedes corregirla hasta 2 cm aproximadamente.

 

 

Mueve el refrigerador

Con la nueva distribución es posible que puedas mover electrodomésticos que incomodaban un poco al tránsito o al funcionamiento normal de la cocina, como es el caso del refrigerador. Nosotros consideramos un espacio para él al costado de las repisas, de esa forma despejamos el espacio de la entrada, haciendo que el ingreso sea mucho más cómodo.

 

Cocina encimera y horno empotrable

Para ahorrar espacio o para no interrumpir la línea de los muebles, puedes cambiar la cocina tradicional por una encimera y un horno empotrable. Para su instalación necesitas la asesoría de un técnico autorizado por la Superintendencia de Electricidad y Combustible (www.sec.cl) ya que hay instalaciones eléctricas o de gas involucradas.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)