Una sencilla idea para renovar tus muros

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 10+ HORAS PUBLICACIÓN: 27 SEPTIEMBRE 2017
  • 954

La sicología del color recomienda tonos o intensidades para cada zona de la casa, pero eso no significa en ningún caso que no podamos usar más de un color en cada uno de nuestros espacios. De eso se trata este proyecto, de enseñar a combinar y equilibrar dos muros enfrentados, usando un color llamativo y uno neutro, y estableciendo como contexto un dormitorio, el lugar donde más cuidado debemos tener a la hora de combinar.

Video del proyecto

Herramientas y materiales

La ejecución de este proyecto implica considerar el tamaño de las superficies que pintaremos, ya que se trata encontrar el equilibro en la combinación de los colores y para eso hay que estimar el tamaño de los muros y la intensidad de los tonos con que se pintarán. Una manera de lograr este equilibrio es usar la regla “60 - 30 - 10”, que se refiere a la presencia en porcentajes de cada tono.

Paso a Paso

Antes de comenzar

Prepara el muro para recibir la pintura, esto es reparar agujeros, eliminar la pintura suelta, sellar las fisuras, aplicar pasta muro, lijar y poner la primera capa o primer. Puedes ver este procedimiento en nuestro proyecto ¿Cómo preparar el muro para pintar?

1

Determina los colores

  • Para lograr el equilibrio en la combinación se debe elegir color predominante y llamativo, que no es necesariamente el que más espacio ocupa. En este caso, para este dormitorio, elegimos como color principal al “caoba light” de la pantonera de Kolor.
  • El otro tono tiene que ser neutro y permitir una integración con el resto del espacio, que aporte a la armonía y unidad de los clores. En este caso se eligió un color gris.
  • El resto de los colores los aporta la decoración, y ellos son los que dan balance a esta combinación de tonos, muy importante para el equilibrio. En este caso se decidió usar una decoración y textiles en tonos crudos.

 

 

 

Bologna código RE-102

Para elegir como color predominante al “bologna” consideramos la calidez que genera, ya que la habitación tenía orientación sur, habitualmente las más frías. Además queríamos que este color afectara levemente a los grises de su entorno cuando la luz rebotara en él. Otra de las razones de esta elección fue la facilidad que ofrece para contrastar elementos que se cuelguen en el muro, como cuadros o lámparas.

2

Enmascara

  • En este caso usamos una de 50 mm para pintar con comodidad. Enmascaramos la ventana, además el guardapolvo y los costados que limitan con los otros muros del espacio.
  • Usamos sólo cinta de enmascarar para este procedimiento porque al final del trabajo, cuando la saquemos, se desprenderá con facilidad y no dejará residuos de pegamento en la pared.

3

Pinta

  • El proceso de pintado incluyó una brocha para “recortar”, es decir para cubrir las partes más complicadas para el rodillo.
  • Aplicamos dos manos de esmalte al agua con terminación mate.

 

 

 

Esmalte al agua

El esmalte al agua terminación mate tiene alto poder cubridor, es lavable y contiene agentes antihongos. Tienen muy buena adherencia la muro, lo que asegura la intensidad y durabilidad del color.

4

Decora

  • La neutralidad del color crudo en la decoración ayuda a potenciar el bologna, evitando cualquier contraste que podría ser molesto para la vista del ocupante de la casa, en especial si se trata de un dormitorio.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)