¿Cómo reemplazar la tina por una cabina ducha?

  • DIFICULTAD: ALTO TIEMPO EJECUCIÓN: 10+ HORAS PUBLICACIÓN: 23 OCTUBRE 2017
  • 1704

Siguiendo el razonamiento de cuántas veces al año nos damos un baño de tina y cuántas veces nos duchamos, proponemos sacar la tina y reemplazarla por una cabina, que además dejará más espacio útil para moverse o poner muebles. Una de las bondades de una cabina ducha es que permite un ingreso cómodo a ella, sin la exigencia de levantar las piernas; lo que se agradece cuando un miembro de la familia es de la tercera edad o tiene dificultades de desplazamiento.

Video del proyecto

Una ducha cabina es un cubículo sellado, transparente, que limita su espacio a una persona de pie, o sentada en algunos casos, y que gracias a esa disposición, permite la implementación de, por ejemplo, dos duchas (una teléfono y la otra vertical) y dispositivos de hidromasaje.

Paso a Paso

Antes de comenzar

- Cortar el agua de la casa

- Lee el manual del fabricante ya que cada cabina trae variaciones en su armado que necesitan de instrucciones específicas.

A. Preparación del espacio

.

Pasos a seguir

1

Corta los sellos y canterías de la tina

  • El primer paso para desmontar la tina es cortar los sellos de silicona o el material con el que se haya impermeabilizado. Este procedimiento se hace con una herramienta multifunción usando su hoja de corte.

 

  • Con la misma herramienta corta el fragüe y el adhesivo de las canterías de los cerámicos que están en contacto con la tina.
  • Este paso también se debe realizar si existe una jabonera adherida a la pared.

 

 

Herramienta multifunción

Esta herramienta tiene múltiples propósitos, ya que permite cortar, lijar y raspar diferente tipo de materiales como láminas metálicas, cerámica, madera y plásticos. Para realizar todos estos trabajos la máquina viene con 1 hoja sierra 3 1/2”, 1 hoja sierra 1 1/4”, 1 hoja de sierra para madera, 1 raspador y 3 lijas.

2

Elimina los cerámicos

  • Ayúdate de un combo y un cincel para desprender las palmetas de cerámica que demarcaste en el paso anterior. Este procedimiento es sucio, por lo que se recomienda ir retirando constantemente los escombros. Usa mascarilla y gafas para cuidarte de las partículas en suspensión o las que pudiesen salir disparadas.

3

Retira la tina y el soporte

  • Tras el paso anterior quedará expuesto el soporte de la tina, hecho la mayoría de las veces con vigas de madera que forman una estructura donde la tina se posa encajada. Primero desconecta el conducto de entrada del agua y desagüe.
  • El procedimiento de retirarla consiste en desencajarla, levantarla y moverla. Esta operación no puede ser realizada por una sola persona. Si la tina se encuentra en buen estado se puede considerar reutilizarla.

 

 

  • Sin la tina en el baño, queda al descubierto el piso y las paredes donde estaba posada, donde lo más probable es que no exista revestimiento cerámico. Quita todo lo que corresponda a la antigua instalación y limpia afanosamente al terminar.

4

Instala los cerámicos

  • La cabina ducha es un implemento que, a diferencia de la tina, se posa sobre una superficie nivelada y acabada, por lo que el siguiente paso es cubrir con cerámicos las zonas descubiertas (piso y muro).

 

 

  • Los cortes circulares para hacer calzar la entradas de agua y las salidas del desagüe las hacemos con esmeril angular con un disco de cortes diamantado. Se desgasta por el reverso de la palmeta y luego con un desatornillador se quiebra la parte del esmalte.
  • Puedes  ver la instalación de las cerámicas en ¿Cómo instalar cerámicas?

B. Instala la cabina

.

Pasos a seguir

1

Identifica las piezas

  • Este tipo de producto viene embalado en más de una caja, donde se puede identificar el marco (en este caso de aluminio), los vidrios templados (con puertas curvas en nuestro modelo) y el receptáculo (la pieza donde va posada la estructura, generalmente de fibra de vidrio). Además ubica el manual para leerlo antes del armado, haciendo hincapié en los detalles específicos del producto.

2

Ubica el receptáculo

  • Presenta el receptáculo en la ubicación que has elegido, por supuesto considerando la posición de las entradas y salidas de agua de la tina. 
  • El receptáculo debe quedar nivelado, así que regúlalo girando los regatones plásticos de sus patas. Usa un nivel de burbuja para comprobar que esté derecho, no es necesario considerar una inclinación extra para que escurra el agua hacia el desagüe porque ya viene con la pendiente necesaria.

 

  • Conecta el conducto flexible que trae implementado el receptáculo, con el desagüe. Y para que quede perfectamente sellado, une ambos conductos ayudándote con un capuchón de goma.

 

 

Recomendación

Cuida que la manguera flexible del receptáculo, al ponerlo en su posición final en el desagüe, no quede estrangulado.

3

Arma el marco

  • La estructura de aluminio de una cabina se debe armar con los mismos tornillos que trae el kit de la que hayas elegido. Hay que tener especial cuidado en los encuentros entre las piezas verticales con las horizontales (la que usamos para este proyecto consta de cuatro perfiles, dos rectos y dos curvos), ya que los tornillos podrían toparse en su interior. Por eso, usa los tornillos que incluye el kit y realiza las fijaciones únicamente en las marcas que las piezas traen indicadas.

 

  • Este producto en particular incluye puertas curvas, por lo que el vértice del marco que será la entrada a la cabina debe tener alineados los caminos por los que transitarán los carros de las puertas.
  • Después de armado, posa el marco en su posición final, sin realizar ningún tipo de fijación todavía.

 

 

 

Desatornillador manual

Lo adecuado para las uniones es usar un destornillador imantado, ya que los tornillos pueden caer en el interior del marco. La punta imantada de esta herramienta ayudará a mantener pegado el tornillo y evitar que se caiga.

4

Monta las puertas fijas

  • Además de sus dos puertas correderas, este producto tiene dos paneles rectos de vidrio templado que van fijos en los costados, saliendo de las partes del marco que van unidas a los muros perpendicularmente. Estas piezas de aluminio traen una ranura donde primeramente hay que poner una goma que sellará el encaje.
  • Embute el panel en la ranura con la goma, cuidando que ésta esté alineada en toda la extensión del panel. El resultado deber ser una unión que no vibre ni suene al manipularla.

 

 

  • Instala también los sellos del lado exterior de los paneles. Estos serán los que entrarán en contacto con las puertas correderas.

5

Monta las puertas curvas

  • El sistema de deslizamiento de las puertas curvas de vidrio templado es través de carros que la encausan por los caminos que la estructura tiene prefijados. Por lo mismo, antes de unir estas piezas al resto de la cabina hay fijarles estos carros. Para la fijación de los carros, identifica las perforaciones que trae el vidrio curvo, las que se usan para enganchar los carros, que a su vez poseen un cuerpo hecho para funcionar como retén.

 

 

  • Fija a las puertas sus respectivos sellos verticales. 
  • Cuelga las puertas enganchando los carros superiores en la ranura del marco. Los de la parte inferior traen implementado un pequeño resorte que permite encajarlos quedando fijados en la misma acción.

6

Fija los paneles y la columna ducha

  • Para este procedimiento debes mover la cabina hasta que te permita trabajar detrás de ella. Cuando lo hagas cuida de no pisar ni estrangular el flexible que va debajo del receptáculo.
  • A los dos costados de donde irá la columna, y pegados a los dos muros del vértice de la esquina donde instalarás la ducha, van dos paneles lisos que se atornillan al marco en su encuentro vertical.

 

  • Posa la columna en el lugar donde irá para realizar las conexiones de agua.
  • La columna se fija sólo a los costados, usando las perforaciones que ya traen los vidrios de los paneles y perforando el plástico del que está hecho la columna. Esta operación se hace con taladro y broca para metales de 3 mm.

7

Prueba y sella

  • Luego de revisar que todo esté en orden, da el agua de la casa y prueba que la duche funcione correctamente: que el agua salga por los dispositivos de la columna (en este caso por la ducha vertical, teléfono y jets de hidromasaje). Realiza este proceso antes de sellar por si fuera necesario volver hacia a atrás para corregir.

  

  • Con silicona antihongos y una pistola calafatera, sella todas las zonas en que la tina esté en contacto con el piso, con el muro y por las zonas inferiores del receptáculo y la parte trasera de los paneles. Deja secar por 24 horas antes de usar la ducha.

 

Silicona

Para sellar usa una silicona para baño y cocina que contiene fungicida por lo que evitará la aparición de hongos. Corta la boquilla del cartucho con cuchillo cartonero, en un ángulo de 45º y guíate por las marcas de la boquilla para calcular el tamaño de este corte, ya que eso influirá en el grosor del cardón de silicona que aplicarás.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)