¿Cómo reparar el fragüe del piso de un baño y/o cocina?

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 10+ HORAS PUBLICACIÓN: 25 OCTUBRE 2017
  • 1280

Es inevitable que los pisos del baño y la cocina se expongan a varios agentes que fácilmente dañarían una alfombra o un piso flotante: humedad, alto tráfico o derrames de líquido. Es por eso que en estas zonas el piso suele estar revestido con cerámicos, los que por muy resistentes que sean también necesitan mantención, una de estas reparaciones es el cuidado del fragüe que hay en sus junturas.

Video del proyecto

El fragüe es la protección con la que se impermeabilizan las junturas: surcos entre las palmetas que se conocen como “canterías” y que por sus características de porosidad son la zona de los cerámicos más vulnerable a los hongos y la suciedad. De hecho es normal encontrarse con manchas negras que no salen al lavarse, por fuerte que pasemos la escobilla, las que además le quitan su necesario carácter impermeable. Si ese es el caso, es hora de renovar el fragüe. 

Paso a Paso

1

Raspa el fragüe

  • Con un raspador de fragüe, herramienta diseñada especialmente para esta labor, quita el fragüe y cualquier residuo de hongos que encuentres. Hay que tener especial cuidado en no dañar los bordes de los cerámicos.

 

 

  • Limpia los restos de fragüe de la zona donde trabajes para que las partículas que cayeron no se mezclen con el nuevo fragüe.

 

 

Raspador

Es una herramienta manual muy cómoda de usar por su mango ergonómico, que tiene una hoja muy resistente con su canto de carburo de tungsteno que le otorga gran dureza para raspar.

 

 

Aditivo impermeable

Este líquido se usa en reemplazo del agua en la preparación de fragüe y morteros, aumentando la capacidad de adherencia y mejora la impermeabilidad.

2

Prepara el nuevo fragüe

  • Lo primero es elegir el color del fragüe. La idea es que los tonos disponibles permitan contrastar los cerámicos, aportando al diseño.
  • Realiza la mezcla en un balde concretero porque necesitaremos moverlo constantemente para que no se seque. 
  • Reemplaza el agua por un aditivo líquido que potenciará su impermeabilidad. Para mezclar bien estos elementos nos ayudamos con una plana punta redonda.

3

Aplica el fragüe en las canterías

  • Con la ayuda del fraguador, esparcimos la mezcla cubriendo la totalidad de las canterías. La herramienta que usamos nos permite arrastrar todo el fragüe que está sobre la cerámica, cubriendo solamente las canterías. La mejor forma de rellenar estos surcos es esparcir el fragüe en forma diagonal a las cerámicas.

 

 

 

Fraguadores

En la tienda encontraremos dos tipos de fraguadores. El primero tiene equipado un mango que permite ejercer el peso del cuerpo sobre él, reduciendo el esfuerzo. El segundo es el de lengüeta, donde la goma que arrastra la mezcla se usa de forma vertical, “barriendo” el fragüe al usarla.

 

 

Medida de seguridad

Esta tarea puede ser extenuante por la posición en la que se debe trabajar. Por eso se recomienda el uso de rodilleras rígidas, hechas para mantenerse en contacto con el piso. Con ellas no sólo cuidaremos la articulación de nuestras piernas sino la de nuestra columna.

4

Limpia los cerámicos

  • Antes que el fragüe se seque hay que sacar lo que está sobre las palmetas con una esponja apenas humedad. 

 

  • Con un paño de microfibra pule los cerámicos hasta el alcanzar su máximo de brillo.

 

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)