¿Cómo reordenar el jardín trasplantando plantas?

  • DIFICULTAD: MEDIO TIEMPO EJECUCIÓN: 4 HORAS PUBLICACIÓN: 18 MAYO 2018
  • 1925

Desde finales de mayo podemos comenzar a hacer trasplantes a aquellas especies que se encuentran en reposo vegetativo. Es decir, aquellas plantas que florecen y se desarrollan durante primavera y verano.

Son varias las razones que pueden motivar un trasplante.  Por ejemplo, puede ser necesario renovar maceteros viejos o quebrados.  Puedes necesitar reordenar el jardín por razones simplemente decorativas. También puede que necesites trasplantar especies muy apretadas, con poca luz o que no se luzcan lo suficiente, para que puedan crecer frondosas y sanas. 

Haz tu pregunta aquí

Herramientas y materiales

Paso a Paso

Antes de comenzar

EN ESTA OPORTUNIDAD VAMOS A TRASPLANTAR TRES ESPECIES

  • Un mirto que ha debido crecer alargadamente por debajo de otra planta en su búsqueda de luz.
  • Un berberis o agracejo rojo, que está siendo ahogado por una enredadera y que luciría mucho más en una zona despejada.
  • Una spiraea thunbergii, que en este caso está siendo apretada por una abeli.

Para la descripción de las tareas nos enfocaremos específicamente en el trasplanta de la spiraea thunbergii, una planta que florece en primavera y que, en otoño, normalmente pierde sus hojas.

Para que pueda tener una abundante floración, la spiraea thunbergii requiere de un espacio soleado, pero fresco.  Tolera bien las heladas y necesita de un riego moderado.

Estas plantas pueden usarse para formar un nuevo macizo o reagruparlas en maceteros.

 

1

Poda

Lo primero que debe hacerse es podarlas hasta aproximadamente un tercio de su tamaño original para facilitar su traslado y para estimular su crecimiento y forma original.

Esta poda además compensará el recorte y pérdida de raíces que ocurre normalmente durante el trasplante. De no hacer la poda, es posible que la planta no sea capaz de alimentar toda su zona aérea y muera.

 

2

Retiro de plantas

Antes de sacar las plantas, es bueno regar y humedecer la tierra para que quede más blanda.  Eso permitirá que sea más fácil sacar la planta.

Se marca la tierra alrededor de la base, calculando dejar adentro todo el pan de raíces. Para esto es importante usar una pala grande y, dependiendo de la dureza de la tierra, puede ser necesario usar un chuzo.

 

3

Traslado

Una vez fuera de la tierra, es necesario proteger la planta, envolviendo el pan de raíces con un saco y aplicando turba y un poco de agua para protegerlo.  Así será posible tomar el tiempo necesario para preparar el terreno, sin que la planta o sus raíces se vean afectadas.

 

 

Consejo

La época para realizar trasplantes debe ser muy bien aprovechada, porque es la única en la que podemos hacer cambios drásticos en el jardín reubicando las plantas sin dañarlas o afectar su desarrollo.

4

Trasplante

Una vez que esté elegido el terreno para plantar, el lugar escogido debe estar bien horqueteado. Esto permite agregar materia orgánica con tierra de hoja y arena de lampa para mejorar el drenaje.

Para la plantación se usa superfosfato triple en la hoyadura y hormona enraizante espolvoreada sobre el pan de raíces. Ambos productos ayudarán al establecimiento de la planta en su nuevo lugar y fortalecerán sus raíces.

 

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)