4 ideas para reutilizar tarros de pintura

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 2 HORAS PUBLICACIÓN: 20 NOVIEMBRE 2018
  • 1023

¿Tienes tarros de pintura y no sabes qué hacer con ellos? Dales una nueva vida mientras ayudas al planeta y decoras tus espacios. Aquí 4 entretenidas y novedosas formas de hacerlo.

Video del proyecto

Haz tu pregunta aquí

Paso a Paso

A. PORTALÁPICES

Procura lavar y limpiar muy bien los tarros para que puedas usarlos sin problemas.


Pasos a seguir

1

Mide el alto

Mide el alto de los tarros para saber exactamente cuánto papel vas a necesitar y luego, con el lápiz, marca sobre el papel su altura.


2

Corta el papel

Después, usando el corta cartón, recorta los trozos que necesites y fíjalos con cinta de doble contacto a los costados del tarro.


3

Decóralos como más te guste

Pega el papel alrededor del tarro y colócale cinta de doble contacto al final, para tener un acabado limpio.


4

¡Mézclalos!

Si tienes más de un tarro, con la pistola de silicona únelos. ¡Y listo! Ya tienes listo tu portalápices, o lo que quieras guardar en ellos.


B. HIELERA

Limpia muy bien lo que queda de pintura en el tarro y trabaja sobre una superficie libre de objetos, así evitarás salpicarlos cuando pintes con spray


Pasos a seguir

1

Píntalo

Con el spray dorado o con el color de tu elección, pinta el tarro. Ten en cuenta que dependiendo del color base de éste, será la cantidad de manos de pintura que deberás darle.


2

Agrega el hielo

Una vez que la pintura se haya secado por completo, agrégale hielo y… ¡ya tienes lista tu hielera!


C. MACETERO

Para este proyecto, puedes usar cualquier tamaño de tarro de pintura, todo dependerá de la planta que decidas ocupar.


Pasos a seguir

1

Pega la cuerda

Con la pistola de silicona, pega la cuerda al inicio del tarro de pintura y luego comienza a darle vueltas, procurando que la cuerda quede firme y aplicando un poco de silicona por cada vuelta que das.



Recomendación

No olvides hacer agujeros en la base del tarro, para que cuando riegues tu planta, el agua pueda escurrir.


2

Ponle tu planta favorita

Una vez que pegaste toda la cuerda alrededor del tarro y ésta esté bien adherida, llénalo con tierra y coloca la planta de tu elección.


D. PUFF

Busca el tarro de pintura más grande que tengas, hará que sea más cómodo al usarlo


Pasos a seguir

1

Marca lo que será el asiento

Con el contorno de la tapa y el lápiz, marca un círculo en la espuma.


2

Recorta círculos de espuma

Con la tijera, recorta varios círculos iguales y pégalos en capas. Deben ser los suficientes para que te sientes cómodo sobre el puff.


3

Forra la tapa

Toma la capa que hiciste con los círculos, colócalos encima de la tapa y con la tela, fórrala usando la engrapadora para fijarla.


4

Enrolla la cuerda

Tal como se hace en el caso del macetero, enrolla la cuerda alrededor del tarro, preocupándote que quede firme pero no muy tensa. Aplica silicona en cada vuelta, en distintos puntos. Cuando llegues arriba, aplica más silicona, pega encima la tapa y ¡ya tienes listo tu puff!


Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)