Consejos para mantener tu auto en invierno

  • DIFICULTAD: BAJO TIEMPO EJECUCIÓN: 3 HORAS PUBLICACIÓN: 26 JUNIO 2019
  • 1881
Se viene el invierno y debemos cuidar nuestro auto. El frío, la lluvia y el viento son perjudiciales para su buen funcionamiento, asi es que revisaremos 8 tips para que nuestro gran compañero de viajes pase una buena temporada.
Haz tu pregunta aquí

Paso a Paso

1

Protégelo bajo techo o con protector


En situaciones de mucho frío, el auto sufre tanto por fuera como por dentro. Por fuera sufre la pintura, la carrocería, y por dentro, la batería y los líquidos que van en el interior del motor.


RECOMENDACIÓN Deja tu auto bajo techo. Si no es posible, usa un cobertor de tela que evitará que los líquidos se solidifiquen, que los vidrios se congelen y que la carrocería se dañe.
2

Encéralo periódicamente


Protege tu auto encerándolo frecuentemente, ojalá una vez al mes. El smog, la lluvia y el frío desgastan mucho más rápido la pintura y la carrocería. El encerado prolongado da vida útil de la pintura, protege contra la corrosión, limpia y abrillanta.


RECOMENDACIÓN - Antes de encerarlo, preocúpate de lavar y secar bien tu auto. - Al aplicar y retirar la cera, hacerlo de preferencia con movimientos circulares. Cuando esté seca al tacto, retírala con un paño de microfibra.
3

Limpiaparabrisas al 100%


Las plumillas son fundamentales y generalmente en verano se dañan por el calor. Para verificar su funcionamiento, hazlas funcionar y si se mueven con problemas, cámbialas. En algunos casos se aprietan y debe cambiarse la pieza completa. Otras vienen con tapas en los extremos o un enganche al medio, para reemplazar solo la goma.


RECOMENDACIÓN - Cambiarlas una vez al año, antes del invierno. - Para escoger la plumilla adecuada, lleva la plumilla usada a Sodimac para que compares modelos y tamaños.
4

Cambia el líquido anticongelante


Con temperaturas muy frías, algunas piezas del auto se pueden congelar. Por eso, es muy importante tener el líquido refrigerante anticongelante funcionando en perfectas condiciones.


RECOMENDACIÓN - Cambiar cada 40.000 kilómetros o 2 años y/o cuando presente decoloración. - En invierno, échale un poco de anticongelante al agua del limpia parabrisas para que no se congele.
5

Batería a toda prueba


Otra que sufre es la batería. Si su carga está baja y hace frío, probablemente no va a funcionar y el motor no va a prender. ¿Cómo saber si la carga está bien? Enciende el auto y si cuesta que el motor parta, hay que cambiarla inmediatamente. Otra forma es con un tester. Conecta los 2 polos a las salidas de la batería, partiendo por el negativo y mira el número que marca. Si es menor a 12 voltios, hay que cambiarla.


RECOMENDACIÓN - En caso de emergencia, es bueno tener un cable roba corriente. - Si tienes que cambiar de batería, usa el tester para anotar el amperaje, voltaje y el tamaño de la batería.
6

Chequea todas las luces


En invierno, tenemos menos horas de luz y días más oscuros, por lo tanto, las luces se vuelven fundamentales. Asegúrate de revisar con algún amigo, familiar o tu pareja todas las luces del auto y que estén todas funcionando perfectamente.


RECOMENDACIÓN - Revisa las luces de posición delanteras y traseras, altas y bajas, de freno, intermitentes, retroceso, patente y neblinero.
7

Neumáticos: Dibujo y presión


¿Sabías que la distancia de frenado con lluvia aumenta al doble? Y con hielo, ¿aumenta 10 veces más? Por eso es muy importante tener siempre los neumáticos impecables. Una forma muy simple de medir la profundidad de los neumáticos es con una moneda de 100 pesos. Simplemente, preséntala en uno de los surcos del neumático y si sigues viendo la línea dorada de la moneda, es porque el neumático ya está gastado.


A TENER EN CUENTA


Generalmente, con las bajas temperaturas, disminuye también el aire de los neumáticos. En los marcos de las puertas o en las tapas de los estanques de las bencinas, hay un autoadhesivo que informa cuánta presión tienen que tener. Con un manómetro y el neumático en frío, mide la presión que tienen los neumáticos.
RECOMENDACIÓN - Ten siempre a mano un reparador de pinchazos y un manómetro. - Si necesitas cambiar un neumático cambia al menos 2 , ya que la disparidad entre los neumáticos delanteros y traseros puede provocar trompos y derrapes en curvas.
8

Activa el motor antes de conducir


Un paso simple pero fundamental es prender el auto unos minutos antes de salir, para que circulen los líquidos del motor.



No olvidar nunca el kit de seguridad:


- Chaleco reflectante
- Triángulo
- Extintor



Por último, si es que subes a la nieve en invierno, necesitas unas buenas cadenas y barras de techo. Así, puedes llevar las tablas de snowboard, esquí y todo lo que se requiere.

Comentarios al Proyecto

Comentarios (0)