VL

¡Hola, bienvenida y gracias por escribirnos desde la bella Antofagasta! Uno de los cuidados primordiales que requiere el jacarandá es protegerlo de las heladas durante los primeros años, pero de seguro que en esa ciudad no tienes problema con las heladas. Y si en el año de vida lo has tenido protegido del sol, el ideal es hacer una transición paulatina ya que en la calle estará desprotegido. Hay que comenzar con algunas horas de sol directo e ir aumentando. Pero si es una planta que ha crecido expuesta al sol, no hay problema. Lo otro que preguntas, es decir cómo engrosar el tronco, no hagas nada. Durante los primeros años tiende a ser débil, y por eso suele plantarse junto a un tutor. Eso le dará firmeza e impedirá que lo doble el viento, o alguien. Otro cuidado que debes tener es proveer de un un hoyo de plantación muy fértil: esto implica cavar un agujero bastante más grande que el macetero donde está ahora el árbol, y rellenarlo con humus (que puedes comprar por sacos en tiendas Sodimac). De ésta manera te asegurarás que tu árbol tenga buena provisión de nutrientes. Esto es recomendable seguir haciéndolo en el futuro: agregar tierra fértil en un área similar a la proyección de la copa sobre el suelo. Y desde luego, mantener el riego periódico. Que no falte, ni que tampoco sobre el agua. Con ello, creemos que podrás disfrutar de la floración tan linda de tu jacarandá por mucho tiempo. ¡Buena suerte! Equipo HUM.