AN

Primero que todo, debes trabajar sobre una superficie preparada para poner cerámicas. Esto implica limpiar, remover papeles o restos de pintura y de igual forma retirar humedad e impermeabilizar. Una vez que tengas una superficie apta para trabajar, te recomendamos el uso de adhesivos de alta adherencia (AD) como por ejemplo el Topex AD.