AN

Todo dependerá de la superficie que vas a pintar. Las superficies más porosas como los muros de yeso, por ejemplo, requieren de mayor cantidad. En cualquier caso, lo primero que debes hacer es calcular la superficie a pintar multiplicando el alto por el ancho del muro, restándole los espacios de ventanas y puertas (también se calculan multiplicando ancho por alto).