Cómo hacer un caballito de cartón ¡con sorpresas!

  • Tiempo de ejecución 1 Hora
  • Dificultad Bajo
  • 345 visualizaciones
  • Publicado el 14 Oct. 2020

En este original proyecto, te vamos a mostrar cómo hacer un caballito de cartón, en el que podrás esconder entretenidas y lindas sorpresas para regalar en tus fiestas y celebraciones con los niños. Es muy fácil de hacer y puedes personalizarlo con tus sorpresas favoritas: dulces, juguetes, ¡o lo que quieras! Es muy fácil y el resultado es muy lindo.

Paso a Paso

Haz las patas

Toma la tijera y dos palos de helado. A continuación:

  • Corta ambos palos por la mitad, asegurándote que los bordes queden bien lisos.
  • Cada trozo será una pata del caballo.

Pega las patas al cuerpo

Ahora, ayúdate de la pistola de silicona para hacer lo siguiente:

  • Pega cada pierna en los extremos del rollo de papel higiénico para formar el tronco del caballo.

Dibuja la cabeza

Ten a mano el lápiz, el trozo de cartón y la tijera para este paso.

  • Dibuja una cabeza de caballo en el cartón.
  • Con la tijera, recórtala.
  • Procura hacerla de un tamaño acorde al cuerpo de tu caballito de cartón.

Pinta y pega

Es momento de personalizar el caballo al gusto de cada uno, ¡dile a los niños que te ayuden! Pueden pintar todo del mismo color, o elegir un color para el cuerpo, otro para la cabeza y las patas. ¡La imaginación manda!

  • Con el pincel y las pinturas, pinta cada parte del cuerpo y la cabeza del caballo.
  • Cuando termines, deja secar todo y luego, pega la cabeza al cuerpo.

Haz el pelo y pégalo

El pelo o crin del caballo lo haremos con lana. También te sirve para seguir personalizándolo, usando un tono de lana similar o completamente distinto a los colores del cuerpo.

  • Envuelve tus dedos (menos el pulgar) con la lana y corta los extremos para obtener varias tiras de unos 6 centímetros de largo.
  • Pega las tiras de lana por un lado de la cabeza y recorta lo que sobra si es que quedó muy largo.

Forma la cola

Seguimos trabajando con la lana, esta vez para hacer la cola con ella. Idealmente usa el mismo color que usaste para el pelo o crin, aunque también puedes jugar más con los colores y usar uno distinto.

  • Vuelve a enrollar la lana en tus dedos, dándole varias vueltas.
  • Toma un trozo pequeño de lana y amarra un extremo.
  • Corta el otro lado con la tijera: ahora tienes la cola.
  • Pégala con silicona por dentro del rollo de papel, o cuerpo de tu caballo.

¡La sorpresa!

Con el caballo ya terminado, es momento de elegir qué le colocarás dentro: dulces, figuritas pequeñas, juguetitos, mensajes para hacer reír o demostrar lo que uno siente, etc. Piensa en lo que puede caber en el caballo y con lo que se puede sorprender a los niños, familia, amigos o a quién se lo vayan a regalar. En este caso, usaremos golosinas.
Envuelve muy bien los dulces en un papel de seda y mételos en el caballo. ¡La sorpresa ya está lista!

Si te gustó este proyecto y quedaste con ganas de ver más o hacer otras manualidades igualmente divertidas, te recomendamos este proyecto: Cómo hacer títeres de dedo con animales ¡Manitos a la obra!

Preguntas del proyecto