Cómo quitar el texturizado a una pared

  • Tiempo de ejecución +10 Horas
  • Dificultad Bajo
  • 3.089 visualizaciones
  • Publicado el 16 Ago. 2022

¡Cámbiale el look a tu muro! Muchas de nuestras casas tienen paredes típicas de los años ochenta, en donde la terminación se realizaba con marmolina o gravillado, que tiene una textura rugosa. En este proyecto te enseñamos el paso a paso para aprender cómo quitar este gravillado y dejar tu muro suave y liso. ¡Hazlo con HUM!

Archivos descargables

Descarga PDF

Paso a Paso

Sobre el proyecto

Lo que haremos en esta oportunidad será revestir la superficie de un muro interior gravillado para disimular su textura, preparando la pared y aplicando capas de yeso y pasta de muro para terminar aplicando una capa de esmalte. Por otra parte, en el muro exterior gravillado, retiraremos las capas gastadas de estuco y gravilla para renovar con estuco y gravillado la superficie. Terminaremos también con una buena capa de pintura látex.

MURO INTERIOR

PASO 1: PREPARA MATERIALES Y LA PARED INTERIOR

La primera parte de este tutorial consiste en camuflar el gravillado o texturizado de un muro interior. Para ello no vamos a retirar el gravillado, si no que lo vamos a recubrir con una película de yeso.

hacer el yeso

  • Prepara el yeso en proporción de 60% de agua y 40% de yeso.
  • Para preparar de forma correcta el yeso, déjalo caer de a poco en forma de lluvia sobre el agua.
  • La idea es que cubras el agua con yeso, pero sin revolver, para que no se endurezca tempranamente. Deja que el yeso vaya absorbiendo tranquilamente el agua.
  • Deja reposar la mezcla por 10 a 15 minutos para que el yeso quede como una pasta.

 

aplicar puente adherente

  • Retira todo lo que esté sobre la pared en la que vas a trabajar y protege los bordes con cinta para enmascarar.
  • Aplica con una brocha multiuso de 2” (como si fuera pintura) un puente adherente en la pared, para asegurar la correcta adherencia del yeso.
  • Deja secar el puente adherente por unos 10 a 15 minutos.

 

PASO 2: APLICA EL YESO

Cuando el yeso ya haya alcanzado la textura perfecta, aplícalo en la superficie de la pared:

aplicar yeso

  • Utiliza una llana y una espátula para aplicarlo.
  • Con la espátula saca una porción de yeso y ponla sobre la llana.
  • Aplica el yeso de abajo hacia arriba en la pared.

 

dejar secar 24 horas

  • Asegúrate de cubrir de manera homogénea, dejando lisa la superficie.
  • El yeso está seco y listo para ser pintado cuando toma un color blanco intenso. Este proceso puede demorar alrededor de 24 horas.

 

PASO 3: PREPARA EL MURO PARA EMPASTAR

Cuando el yeso ya esté seco lo que haremos será lijar toda la pared, para preparar el muro para el siguiente paso.

lijar con grano 120

  • Colócate los elementos de protección personal, como guantes,  lentes de seguridad y mascarilla.
  • Protege el espacio en general y también protege tu cuerpo y ropa, ya que al lijar el yeso se desprende mucho polvo.
  • Ocupa una lija de grano 120 para lijar la pared minuciosamente.

 

PASO 4: APLICA LA PASTA DE MURO

Lo siguiente será aplicar la pasta de muro:

aplicar pasta muro

  • Utiliza una espátula para poner porciones de pasta de muro en la llana.
  • Aplica la pasta de muro con la llana de abajo hacia arriba. Este tipo de pastas se aplican de esta manera para controlar que no se escurran.
  • Quita el exceso con la espátula.
  • Para la parte final de arriba voltea la llana y aplica rápidamente de arriba hacia abajo.
  • Deja secar por 1 ó 2 horas.

 

PASO 5: PREPARA LA PARED PARA LA PINTURA

secar y lijar

Al igual que el yeso, la pasta de muro hay que lijarla una vez que esté seca.

  • Colócate los elementos de protección personal, como mascarilla, guantes y lentes de seguridad.
  • Utiliza una lija de 120 y lija toda la pared.

 

PASO 6: APLICA LA PINTURA

Ahora que tenemos lista la superficie de la pared, sólo nos queda pintarla.

pintar

  • En esta ocasión, pintamos con una mano de esmalte al agua satinado del color del resto de las paredes del ambiente y utilizamos un rodillo de chiporro 18.
  • Puedes elegir el color del esmalte de tu preferencia.

 

listo

  • ¡Y listo! Ya tienes una superficie lisa y nueva sobre tu muro interior de gravillado.

Dato: Te recomendamos que no retires la cinta para enmascarar durante todo el proceso. Sólo al finalizar y cuando la pintura esté seca córtala con un cuchillo cartonero y retira por el lado exterior. Así, evitarás que pase a llevar alguna de las capas que realizaste.

quitar la cinta de enmascarar

 

MURO EXTERIOR

Muro exterior antes de cambiar

PASO 1: QUITA EL GRAVILLADO DEL MURO EXTERIOR

Ahora procederemos a explicarte cómo renovar el gravillado de un muro exterior. Al estar a la intemperie este tipo de muro suele desgastarse más con el tiempo, por lo que su estado puede estar más deteriorado.

Muro deteriorado

  • Primero que todo, debes retirar todos los objetos y plantas que se encuentren cercanos al muro. También debes proteger tu ropa y cubrir el piso y la tierra que se encuentran en la base del muro.

 

Usar espátula para sacar gravillado

  • Usa una espátula para ir retirando los pedazos de gravillado. Al utilizar una espátula pequeña te será mucho más fácil la labor que con una grande.

 

usar soplete para desprender partes más pegadas

  • Podemos ocupar un soplete para desprender esas partes que se encuentran más adheridas al muro. Aplica calor con el soplete por unos segundos en las partes más rebeldes y sácalas con la espátula.

 

usar martillo

muro limpio

  • Es posible que encuentres partes sueltas del estuco del muro, por lo que te recomendamos que las retires usando un formón y un martillo. La idea es que consigamos un muro limpio y sin partes sueltas.

 

PASO 2: APLICA SELLADOR

El siguiente paso será aplicar un sellador acrílico, el cual impedirá que pase la humedad del muro al estuco, la pintura o cualquier otro elemento que se le aplique.

sellador acrilico

  • Aplica el sellador por toda la superficie del muro utilizando un rodillo de chiporro de 18 cm.
  • Deja secar por 1 a 2 horas.

 

PASO 3: APLICA ESTUCO AL MURO

Anteriormente retiramos parte del estuco suelto que había en el muro y para poder dejar uniforme la superficie aplicaremos una mezcla de estuco.

chicotiar

  • La proporción de este tipo de mezcla generalmente es de 4 litros por los 25 kg de cemento.
  • Aplica la mezcla de estuco preparado exterior, chicoteando con una plana botadora y aplanando sobre la pared con un platacho de madera.
  • Se le dice “chicotear” a lanzar porciones de estuco a la pared, una al lado de la otra, hasta cubrir el espacio a retocar.

 

usar platacho

  • Deja secar un poco la mezcla y pasa el platacho para ir afinando y sacando los excesos.

 

dejar secar

  • Deja secar el estuco de 24 a 48 horas.

Dato: Chicotear es una práctica que requiere cierta destreza. No te preocupes si es que no te resulta a la primera. Lo importante es ir aplanando bien la mezcla sobre el muro.

 

PASO 4: APLICA EL GRAVILLADO

Habiendo secado el sellador acrílico y el estuco, procederemos a aplicar el gravillado:

echar porciones de gravillado

  • Usa nuevamente una espátula para ir poniendo porciones de gravillado en la llana.

 

aplicar de arriba a bajo el gravillado

  • Luego, aplica de abajo hacia arriba el gravillado en el muro con un movimiento que sea uniforme.

 

tapar todas las imperfecciones

  • El gravillado irá tapando todas las imperfecciones que fueron quedando en el muro.
  • Generalmente va quedando un patrón de líneas horizontales que son formadas por la llana al ir saltando en las imperfecciones del muro.

 

asentar gravillado

  • Deja que el gravillado se vaya asentando a medida que vas avanzando, y vuelve a pasar la llana para ir emparejando.
  • Al ir pasando la llana en diferentes direcciones puedes jugar con las terminaciones.

 

usar rodillo chiporro

  • En esta ocasión, nosotros elegimos pasar un rodillo para ir levantando el gravillado levemente y generar una textura de picos.
  • Para lograr esto debes dejar secar por 30 minutos el muro en tiempos fríos.
  • En condiciones de calor aplica el gravillado en un sector y trátalo inmediatamente con el rodillo.

 

PASO 5: TEXTURIZA EL GRAVILLADO

Como te contamos anteriormente, puedes hacer diferentes terminaciones en el muro. Hoy queremos agregar esta terminación de “picos” o “merengue” en toda la superficie.

la gravilla tiene estar un poco seca

  • Para que la textura quede más firme, la gravilla tiene que estar un poco seca al momento de hacer este procedimiento,
  • Dependiendo del grado de secado la textura quedará más afilada o menos afilada. Elige el estilo que más te guste.

 

dejar secar

  • Para lograr la textura usa un rodillo de chiporro que esté desgastado y un tanto duro por el uso.
  • Pasa el rodillo como si estuvieras pintando por todo el muro, de arriba hacia abajo.
  • El rodillo debe ir siempre en la misma dirección y en un solo trazo.
  • Si parece que quedan espacios sin gravillado no te preocupes, ya que lo que nos queda por hacer es pintar completamente el muro.
  • Deja secar el gravillado por 24 horas antes de pintar.

 

PASO 6: APLICA LA PINTURA

aplicar 2 manos de pintura

Hemos llegado al último paso: el pintado.

  • Pinta con látex del color de tu preferencia y un rodillo de chiporro de 18 cm todo el muro trabajado.
  • Aplica 2 manos de pintura, dejando secar entre 2 a 4 horas entre mano y mano, dependiendo de la temperatura ambiente.

 

muro listo

  • Vuelve a poner las plantas que hayas tenido que mover para este proyecto e incorpora elementos decorativos que complementen tu muro renovado.

 

después

Siguiendo este sencillo paso a paso podrás renovar los muros gravillados de tu hogar para darle nueva vida. Encuentra todos los materiales en nuestras tiendas y conviértete en el gran maestro o maestra de tu hogar. ¡Hasta la próxima!

TE PUEDE INTERESAR:

Una sencilla manera para renovar tus muros 

Preguntas del proyecto

¿Tienes dudas sobre este proyecto? Escríbenos a hum@hagaloustedmismo.cl