Cómo trasplantar una planta

Publicado el 1 Dic. 2022

  • Tiempo de ejecución 1 Hora
  • Dificultad Bajo
  • 3.333 visualizaciones

¡Aprende a trasplantar! En este video conocerás cómo cambiar una planta de un macetero a otro sin que se dañe o muera. Existen varios pasos fáciles que pueden ayudarte a hacerlo correctamente, para que tu plantita crezca bella y firme en tu hogar, ¡Anímate con HUM y dale verde a tu hogar!

Archivos descargables

Descarga PDF

Paso a Paso

PASO 1: PON TIERRA O SUSTRATO EN EL MACETERO

Lo primero que debes fijarte al trasplantar la planta del macetero de la tienda al definitivo es que este sea más grande:

Macetero autoregante

  • En nuestro caso, elegimos uno mucho más grande, donde la planta cabe bien y es autorregante.
  • Que sea autorregante significa que lo puedes recargar con agua y no debes preocuparte por dos o tres semanas del riego, dependiendo de la época del año.
  • En verano es cada una o dos semanas.

Dato: Con el macetero autorregante no necesitas preocuparte del riego diario, ya que posee un indicador para volver a rellenarlo, es resistente y de fácil mantención.

 

Tierra

  • Luego de que elegiste el macetero, ten una buena tierra para el crecimiento de la planta.
  • Existen distintas alternativas. En este caso, elegimos una mezcla especial para maceteros.
  • Esta tiene buen compost y tierra vegetal para que la planta se desarrolle bien.

 

Base para la planta

  • Ahora, pon un poco de tierra en el macetero, dejando una buena base para que la planta crezca bien.
  • Recuerda distribuirla correctamente, ya que usaste un macetero autorregante y los agujeros que vienen en él se tienen que llenar bien con tierra, ya que desde ahí la planta succionará el agua.
  • También se recomienda trasplantar a las horas del día de menor temperatura.
  • Cuando rellenes con tierra, debes pensar que pondrás la planta con la tierra del macetero anterior y además con las raíces.  Por lo mismo, calcula dejarles de 2 a 3 cm de espacio desde el borde.

 

PASO 2: HUMEDECE LA TIERRA

Ya elegiste el macetero y pusiste la tierra, ahora mojala:

Riega la planta

  • Riega la planta para que no se salga la tierra cuando la saques del macetero. No la riegues mucho, sino lo suficiente para que esté húmeda.

 

PASO 3: SACA LA PLANTA

Debes trasplantar tu plantita a otro macero. Para eso, haz lo siguiente:

Golpea el macetero

  • Golpea el macetero por los costados para que la tierra se vaya soltando con el agua que le pusiste. Debes sentir la tierra más blanda.
  • Desde el tallo anda moviéndola hasta que afloje.

Dato: La época ideal para trasplantar es cuando comienza la primavera y la frecuencia dependerá de la planta, pero se recomienda una vez al año.

 

Saca la planta

  • Saca la planta con su tierra e introdúcela rápidamente al otro macetero.
  • Fíjate que quede derecha.

 

PASO 4: TERMINA DE RELLENAR EL NUEVO MACETERO

Ahora que ya cambiaste tu planta de macetero, haz lo siguiente:

Agregar tierra

  • Agrega tierra al nuevo macetero.
  • Lo que no puede pasar es que estés trasplantando y se acabe la tierra. ¡Ten siempre de repuesto!

Cuidar las raíces

  • Las raíces pequeñas son las que van captando los nutrientes, por lo tanto, no pueden secarse ni quedar al descubierto mucho rato. Por lo mismo, al trasplantar hazlo rápido.

 

Agregar tierra

  • Sigue agregando tierra hasta que quede derecha, pareja y que ocupe todos los espacios del macetero.
  • Puedes enterrar un palo para que guíe a la planta y crezca derecha.

 

PASO 5: RIEGA CON SUFICIENTE AGUA

Tras rellenar el macetero, empápalo con agua para que la tierra y la planta chupen toda el agua necesaria:

Regar

  • Recuerda que la tierra del primer macetero ya estaba húmeda y la del nuevo macetero también, por lo que la planta está bien asentada.
  • Como es un macetero autorregante, llena (como indican las instrucciones) al nivel de agua correcto para que las raíces de la planta tengan acceso a ella permanentemente.
  • Finalmente, instala la planta en su espacio de la casa definitivo.

 

DATO: Asegúrate de mantener el agua entre los niveles mínimo y máximo que indica el medidor del macetero.

 

Final

  • ¡Listo! Recuerda que la planta está viva y no la dejes en un rincón olvidada, ella necesita de sol y agua.
  • ¡Ojo! Cuando el macetero no es autorregante, este se llena de agua y empieza a pasar por todas las capas de la tierra. Al llegar abajo, el agua tiene que salir, por lo que es importante que tenga agujeros en su base.
  • Si no los tiene, el agua empieza a acumularse y la planta se ahoga y muere.

¡Ya tienes tu hermosa planta decorando tus espacios! Ahora que ya sabes cómo trasplantar puedes llenar tu casa de verde, ¡motívate y hazlo con HUM!

TE PUEDE INTERESAR:

Cómo fertilizar las plantas

Deja un comentario o haz una pregunta al especialista

Recuerda tratar a todos y todas con respeto.

¿Tienes dudas sobre este proyecto? Escríbenos a hum@hagaloustedmismo.cl